Fases de la terapia

La Terapia Cognitivo-Conductual consta de las siguientes fases: 

1. Fase de Evaluación: Consiste en la recogida de información necesaria para comprender cuál es el problema, cómo se originó y los motivos por los que se está manteniendo. Es una fase especialmente importante ya que sobre ella va a construirse toda la terapia. El número de sesiones es variable, entre 2 y 4 aproximadamente, en función de la complejidad del caso. 

 2. Fase de explicación de la hipótesis: Una vez el psicólogo haya recopilado toda la información necesaria del problema o problemas se lo explica todo al cliente de forma clara y directa y le propone un tratamiento. Se explican las técnicas y habilidades necesarias que tendrá que entrenar y aprender. Suele durar una sesión habitualmente. 

 3. Fase de terapia: El groso de la terapia en sí; en esta fase se enseñan las distintas habilidades y estrategias necesarias para superar el problema. Es importantísima la colaboración del cliente y la participación activa a la hora de realizar los ejercicios y las prácticas que el psicólogo le haya propuesto. La duración de esta fase se sitúa en torno a los 3-5 meses. 

 4. Fase de seguimiento: Una vez el cliente ya ha aprendido los distintos recursos y técnicas concretas y ya va superando el problema, las sesiones se espacian en el tiempo con el objetivo de crear independencia y seguridad, para que el cliente vaya afrontando y controlando su propia vida sin necesidad de depender o necesitar el apoyo de su psicólogo. Duración: unas 4 sesiones.

 
Psicologa Patricia Zabala | Cuenca (SPAIN) | All Rights Reserved.